• Yasmina Ramirez

Reglas de etiqueta para Zoom: consejos de comunicación digital en la era del Covid-19.

Desde fiestas online hasta happy hour con colegas, pasando por conference calls y reuniones de trabajo hasta celebraciones de cumpleaños, las videollamadas por WhatsApp, Skype o Zoom se convirtieron en la manera de trabajar y estar en contacto con familiares y amigos durante el confinamiento. Ya forman parte de nuestra rutina y lo seguirán siendo por una buena temporada. Sin embargo, para tener una buena comunicación digital hay que respetar una serie de normas básicas de imagen y etiqueta, a continuación, te muestro las más importantes.


Prepara tu outfit. En las videollamadas de trabajo, tanto si es con tu jefe como con tus compañeros debes vestir con tu ropa habitual de trabajo, sigue la cultura de tu empresa y acertarás. Probablemente algunas personas mantengan el mismo vestuario que usan en la oficina, mientras que otras se vistan de una manera más casual y cómoda de lo que suelen hacer cuando trabajan. Recuerda mantener intacto tu aseo personal y un maquillaje natural.


Comprueba la estética y los ruidos de fondo. Para las personas que viven en casas pequeñas, la oficina en el hogar podría ser la mesa de la cocina, el sofá o la habitación, y eso está bien.

Busca un entorno que no genere distracciones y guarda cualquier artículo personal que pueda resultar vergonzoso o que desees mantener en privado. Y no te preocupes por los accesorios o decoraciones deportivas, fotos de vacaciones o cuadros colgados en la pared, piensa que estos elementos ayudan a establecer conexiones humanas. Sin embargo, si te vas a reunir con un cliente nuevo, tómate el tiempo para crear un buen background.


Recuerda que ya sea en un smartphone o un portátil, los micrófonos tienden a detectar más que el sonido de nuestra voz, si te conectas en un lugar con ruidos de calles, donde estén otras personas hablando o con la televisión encendida, todo ese sonido se filtrará dentro de la conversación.

Prueba el funcionamiento de la cámara y el micrófono. Parece algo obvio, pero por lo general desconocemos del estado o configuración del audio y el vídeo de nuestro equipo hasta el momento de la conexión, así que haz pruebas de sonido y vídeo para evitar situaciones de apuro y retrasos.

Haz presentaciones. Asegúrate de que los participantes en la reunión se presenten a sí mismos si entre ellos no se conocen. El trabajo remoto tiene que ver con la personalización y hacer que las personas se sientan cómodas para poder conversar y sentirse a gusto.


Silencia el micrófono cuando no hables durante mucho tiempo. Cuando en una videollamada hay muchas personas, debido a las malas conexiones puede ser difícil entender al otro entre tanto ruido de ambiente, voces y sonidos. Por ello, si estamos escuchando al interlocutor y sabemos que no vamos a hablar ni preguntar, podemos silenciar nuestro micrófono hasta el momento que queramos participar en la conversación.


Respeta los turnos. Si esta regla es obvia en nuestro día a día, en una videollamada se vuelve mucho más importante, respeta los turnos. Esperar a que termine de hablar el otro para esperar nuestro turno es primordial, además de respetuoso. Si te ocurre que alguien está hablando al mismo tiempo que tú, puedes usar la función de Zoom "levantar la mano", o intenta usar el chat lateral.


Presta atención y no hagas otras cosas a la vez. En especial en las reuniones de trabajo, es esencial prestar atención y escuchar lo que se dice. Las malas conexiones pueden hacer que no sea tan fácil decodificar con exactitud lo que se dijo, por lo que la completa atención es necesaria. Al igual que lo es no hacer otras cosas mientras estamos conectados, ya sea una charla de amigos o una clase virtual.


Sé puntual. Como en la vida misma, tus amigos se enfadan cuando llegas tarde a una cena, y lo mismo se aplica en Zoom. Además, en la era del Covid-19, muchas personas a menudo tienen varias videollamadas consecutivas con familiares o amigos distanciados por muchos kilómetros y con distintas zonas horarias. Por lo tanto, es absolutamente importante considerar el tiempo de los demás, ya sea tu mejor amigo o tu jefe.


Las videollamadas han llegado para quedarse. Al igual que las mascarillas, la distancia social o los geles de manos ya son parte de la nueva normalidad y nuestra rutina.





































38 vistas

©2020 NewCvService